¿Puede un propietario negarse a firmar un contrato porque posea una mascota?

mascota

¿Puede un propietario negarse a firmar un contrato porque posea una mascota?

La Ley  de arrendamientos urbanos no regula la posibilidad de tener o no una mascota en la vivienda arrendada. Dicho esto, se puede  como contratantes establecer los pactos, cláusulas y condiciones que se tenga por conveniente, siempre que no sean contrarios a las leyes, a la moral ni al orden público, teniendo éstos fuerza de ley entre las partes. Ante el incumplimiento por parte una de las partes de sus obligaciones la otra podrá resolver el contrato, por incumplimiento. Por lo tanto, una cláusula que prohíba la tenencia de animales domésticos es válida y su incumplimiento es causa suficiente de resolución contractual y por ello es conveniente, en caso de tener mascota tratar esta cuestión de manera abierta con el arrendador a la hora de negociar el contrato de alquiler.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR