impago de la renta del alquiler

Soy arrendador, ¿cómo puedo protegerme del impago del alquiler?

En el momento de firmar el contrato la ley permite que se establezca cualquier tipo de garantía del cumplimiento de las obligaciones de pago. A través de una garantía adicional, como por ejemplo, el pago de una o dos mensualidades extra, el depósito de una cuantía determinada, el establecimiento de un aval o aval bancario o la contratación de un seguro de alquiler que te protegerá en caso de impago, el arrendador puede  asegurarse el pago de las obligaciones no satisfechas por parte del inquilino o cubrir los costes derivados de la reparación de los desperfectos que éste pueda provocar en su propiedad casa. El importe  de esta garantía adicional es de libre acuerdo entre propietario e inquilino.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR